8 consejos prácticos para afrontar el síndrome postvacacional

Consultoría de Desarrollo Organizativo

4 septiembre, 2015

welcome to reality

El llamado síndrome postvacacional, también conocido como estrés o depresión postvacacional, es un concepto que se refiere a la ansiedad o presión emocional que debemos afrontar al readaptarnos a las tareas laborales después de un período vacacional.

No se considera una enfermedad, pero es un proceso adaptativo después de las vacaciones que, para algunas personas, puede resultar difícil.

Volver a adaptarnos a la vida laboral después de las vacaciones incluye cambios de horarios, de obligaciones y de estilo de vida en general. Todo ello forma un proceso normal de adaptación, que en algunos casos llega a ser más intenso y produce en quien los sufre molestias psicológicas y/o físicas.

Desde Psicotec, queremos ofrecer una serie de consejos de parte de nuestros consultores para hacer que tu vuelta al trabajo sea lo más agradable y satisfactoria posible:

 

Durante tus últimos días de vacaciones, intenta adaptar tu ritmo biológico (comidas, horas de sueño) a la rutina habitual de trabajo, de modo que la vuelta se haga algo menos cuesta arriba. Piensa que, por lo menos, tienes un trabajo que te permitirá ahorrar para las siguientes vacaciones 😉 – Antonia, Responsable de Recepción.

Disfrutar de tus hobbies o aficiones durante las tardes y los fines de semana: De esta forma, sustituiremos el descanso que proporcionan las vacaciones por la diversión de las actividades que nos ayudan a afrontar el trabajo con mejor humor y optimismo – Alejandro, Consultor Junior.

El día de la vuelta al cole, que suele ser el 1 de septiembre, sería una buena idea que la empresa ofreciese un desayuno para sus empleados (café & dulces), para que el retorno se haga menos cuesta arriba. Aquí en Psicotec funciona! – Elena, Consultora Senior.

Hacer planes de ocio algo más elaborados de lo habitual para mantener un poco la sensación de estar de vacaciones, olvidarnos de las grandes siestas típicas del verano y destinar ese tiempo para hacer deporte o lo que más te guste ayuda a menguar el estrés provocado por la vuelta a la rutina. Desde luego en mi caso, a la vuelta de las vacaciones procuro que el deporte sea parte de mi día a día.  Y positivismo, por dios, pensar que siempre hay becarios en peores situaciones que nosotros, jaja – Salva, Becario.

No volver de las vacaciones justo el día anterior, es mejor regresar a casa algún día antes para que nos vayamos habituando a la rutina. No empezar a trabajar el mismo lunes, sino a mitad de semana, eso a mí se me hace más llevadero. Hacer deporte siempre sienta bien y más si estas un poco de bajón. Además, comenzar progresivamente con la carga de trabajo y contar un horario flexible que nos haga más sencilla la adaptación ayuda mucho a la hora de habituarnos a la rutina – Sonia, Consultora Senior.

Intentar continuar haciendo planes de ocio con más frecuencia que en el resto del año, y sobre todo al salir de la oficina, para desconectar. No olvidarse de la piscina, e ir de vez en cuando a nadar y tomar el sol con un buen libro. No dejar de comer helados, batidos y zumos de frutas fresquitos. Apuntarse a hacer alguna actividad deportiva al aire libre. Salir de vez en cuando de fin de semana con amigos o con la familia… Desde luego a mi todo esto me funciona y mi vuelta siempre es mucho más llevadera :) – Patricia, Becaria.

Programar el regreso con tiempo, y poco a poco comenzar a levantarnos más temprano conseguirá que el primer día no sea tan duro escuchar el despertador. Además, conseguiremos progresivamente que nuestro cuerpo vuelva a adaptarse a un horario más rutinario. También hay que mantener una mentalidad muy positiva, la vuelta a la oficina no tiene por qué ser terrible. El reencuentro con tus compañeros, la charla sobre las vacaciones con un buen café delante y el sentir que no estás solo hace que la vuelta sea mucho más agradable – Ana, Directora de Marketing y Comunicación.

Llegar a la oficina y ponerse a trabajar a destajo no es buena idea, hay que ir poco a poco para ir cogiendo el ritmo habitual de trabajo. Mis recomendaciones para que la vuelta sea más llevadera: El valor del agradecimiento. Ser agradecidos por tener un trabajo, tener compañeros y amigos lo que hace que la vuelta sea más más sencilla de lo que parece. Lista de propósitos. A todos nos motiva tener objetivos nuevos. Marcarnos los relacionados con el trabajo y con la vida personal nos ayudará a que la vuelta sea menos dura. Hacer memoria selectiva. Hacer un ejercicio de memoria en el que se recuerden todas las vivencias positivas y divertidas ocurridas en el trabajo antes de las vacaciones. Pensar que durante el año tenemos puentes y fiestas en los que podremos hacer pequeñas escapadas – Manuela Muñoz, División de Formación y Consultoría.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn1Email this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*