Sobre engagement y coraje

Consultoría de Desarrollo del Talento

17 noviembre, 2015

voluntariado2

Hace unos días leyendo un artículo en una revista dominical me hizo recordar, aun cuando este recuerdo de una u otra forma me sigue acompañando, que ya han pasado treinta años desde que conocimos a través de los medios a Omaira, una pequeña colombiana de tan solo trece años (yo entonces tenía doce) que quedó atrapada hasta el cuello en el fango, agua y restos de su propia casa tras el estallido del volcán Nevado del Ruíz.

Sólo la vi durante los tres días que duró su angustioso intento de rescate, pero esa imagen se quedó grabada por siempre en mi mente.

Su actitud, la de Omaira, fue entonces y hoy lo sigue siendo, todo un ejemplo de valentía, empatía, generosidad y compromiso, tanto con las personas que trataban de ayudarla como para aquellas otras que se quedaban “solas” tras la tragedia.
Yo en aquel momento le hice una promesa que lamentablemente no he cumplido. Pero hoy éste será mi particular homenaje a su dechado de virtudes, viendo en su ejemplo reflexiones y acciones a compartir con vosotros.

Y es que de compartir se trata, hacernos conscientes de la situación privilegiada que muchos de nosotros tenemos, si bien en ocasiones preferimos quejarnos. Y desde esa situación privilegiada ser capaces de compartir y ofrecer nuestro apoyo, aportar nuestro granito de arena para que otras personas que por diferentes circunstancias no son tan afortunadas como nosotros puedan sentirse mejor, incluso que suponga un avance para ellos, y que además todo esto revierta en nosotros mismos.
Esa es la esencia del voluntariado: compartir con generosidad no esperando nada a cambio y, sin embargo, recibir mucho más de lo que nos habíamos imaginado: satisfacción personal, capacidad de flexibilizar tus propias posiciones y prejuicios, sumar, confiar, creer que se puede….

Observo, además, que cada vez surgen más iniciativas por parte de las empresas para llevar a cabo este tipo de acciones, en las que de manera puntual un porcentaje muy elevado de sus empleados participan y, ¿por qué no realizar estas acciones de manera más sostenida en el tiempo?, ¿por qué no vincularlas al propio desarrollo de los profesionales? En definitiva, ¿por qué no buscar sinergias beneficiosas por triplicado?

Me explico, por un lado, y creo fundamental, vincular el desarrollo de los profesionales a este tipo de iniciativas hace que lleguemos a lograr un número de voluntarios nada desdeñable con una continuidad en el tiempo; por otro, y no por ello menos importante, la empresa muestra un compromiso sin fisuras con la sociedad y, por supuesto, con sus colaboradores; por último, las personas se alinean con una serie de valores que coinciden con los suyos y con sus propias expectativas, logrando un desarrollo competencial muy significativo, debido a que cada uno de ellos, a través de la experiencia del voluntariado, se enfrentan a realidades, en la mayoría de las ocasiones, muy diferentes a la propia, ayudando esto a ser capaces de gestionar el cambio canalizando las emociones que la acompañan, identificándolas y siendo capaces de conducirlas de manera positiva para lograr vencer la resistencia de cada uno de una manera natural, en la que ante todo prevalece el querer aportar y servir de palanca que genere un beneficio para otros.

El desarrollo de competencias es un proceso que exige una cuidada y meditada planificación estratégica, buscando y estableciendo los objetivos esperados en línea con el Core Business. Y el voluntariado, en este sentido, no es sustituto de los planes de desarrollo pero si una manera muy adecuada de aunar de manera transparente a los profesionales con sus organizaciones y lograr aumentar los niveles de engagement.

Psicotec, junto con su socio especialista, ha desarrollado su programa Implicad@s, que cuenta con una metodología pionera a través de la cual se diseña con gran detalle cómo la empresa puede planificar y ejecutar programas de voluntariado para desarrollar UNA o VARIAS COMPETENCIAS profesionales específicas (innovación, trabajo en equipo, liderazgo, comunicación, gestión del cambio, impacto e influencia…) en función de su propio mapa de competencias.

Más información sobre Implicad@s

Vanessa Hernanz

Directora de Formación y Desarrollo

Psicotec

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn1Email this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*